[Lo Último][6]

Sociedad
Politica
Callao
Mundo
Julia Schabauer
Martín Soto
Carla Giannina Jimenez
Política
Alberto paz de la vega
Fernando Bravo Prado
Javier Ormeño
Deportes
Bryan Castillo
Elvis Añanca B.
Estado de Emergencia
Social
Carmen de la legua
Christian Alania
DE CHALACOS ES
Elecciones 2016
Ernesto Linares
Fujimori
5 de Abril
Acción Popular
Delincuencia
La Punta
Manuel Calongos Curotto
Manuel Encalada
PPK
Ventanilla
Cultura
Dia de la Mujer
Doris Vasquez
Homofobia
Keiko Fujimori
La Perla
ONPE
Ollanta Humala
Opinión
Redacción La Rana
Transporte
coordinadora recuperando el Callao
editorial
#Paraguay #golpe #democracia #unidad #Latinoamerica
9na
Alan García
Alex Kouri
Apra
Barnechea
Chim Pum Callao
Ciudad
Contaminación
Día de la Mujer
Economía
EjerciciosDeMemoria
El gran combo
Emprendimiento
Felix Moreno
Fernando Olivera
Fujimorismo
Félix Moreno
Gobierno Regional del Callao
Guzman
INPE
JNE
Jaicec Espinosa
Julio Guzman
Kuczynski
Lima
Lima Metropolitana
Luigi Castro
Luis Mellet
MINAM
Manuel Neciosup
Martín Morales
Matrimonio Igualitario
Mi Peru
Municipalidad
Museos
Ola morada
Omar Marcos
Orlando Agurto
PNP
Penal
Peru
Ronald Soto
Salud
Sarita Colonia
Sodalicio
Soy mujer y paro la olla.
Sport Boys
Stand up
Tristeza
UARM
Universidad
Victor Albrecht
caudal
democracia
río Rímac
senhami
victor quispe canchari

El Espiral No. 5: Mis miedos y Yo

 “Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…del miedo al cambio” Octavio Paz
Escribe:
Carla Giannina Jiménez
Coach Ontológico y de vida

La cultura del miedo que se vive y se respira día a día es un caldo de cultivo que “crea algo” en tu vida; puede llevarte al hartazgo para que florezca la  grandeza de tu ser o puede llevarte a que tu ser se encapsule.
Y ¿qué es la cultura del miedo?
En principio, el miedo es una emoción que te ocurre, acontece, no es buena, ni mala, simplemente es.
Por otro lado, la cultura del miedo para mi, representa todo lo que escuchamos, decimos, vemos y se instala en el cuerpo a través de las declaraciones, afirmaciones, juicios, emociones, imágenes y se refleja en nuestras acciones, creando una realidad determinada en tu vida que podría ser como parálisis, inacción, temeridad o prudencia, también podría provocar rabia que te lleva a una sed de justicia o a la transgresión de las convenciones.


Día a Día
¿Y qué es lo que estoy escuchando, diciendo,  diciéndome o viendo?, ¿Desde dónde viene todo eso?, ¿Cuál es mi rol?, ¿Tengo algo de responsabilidad o la tienen otros?

A ver, estas preguntas podrían conducirme  a otro camino de lo habitual y podría generar otra interpretación de la realidad; podría ser que en vez que yo crea que “la culpa” la tienen otros (medios, familia, amistades… etc) yo tenga algo de responsabilidad, es decir, me siento “atemorizada, paralizada” por lo que elijo escuchar, ver y decir o decirme; entonces me voy dando cuenta que yo juego un rol clave en la cultura del miedo y que eso crea una realidad determinada para mi vida.
Es decir, no son las imágenes que aparecen, sino las que yo elijo ver, no es que en la radio o tv se dicen o ven esas cosas, sino que elijo sintonizar ese programa, o en determinadas conversaciones con mis amigos o en mis conversaciones conmigo, elijo enfocarme en ese tema: asaltos, robos, estafas, muerte, etc dándole vuelta y vuelta hasta quedar con mucho miedo.

Estas distinciones de arriba son importantes porque te coloca de un lado poco frecuente en nuestra sociedad que es justamente “el rol responsable” a diferencia del “rol víctima o verdugo” que está instalado en el status quo.
¿Y por qué se da de esta manera?, ¿qué sucede para que eso pase? Bueno, se debe a  que así aprendimos, lo aprendimos por repetición, por modelación, inmersión y se convirtieron en hábitos que la mayoría tiende por recurrencia y se termina dando espontáneamente o de forma automática.

¿Y cómo podría afianzar mi lado responsable? porque ojo, todos y todas podemos habilitar nuestro “rol responsable o protagonista”.
Una forma es “estando despierto(a)” es decir, más alerta que de costumbre. ¿Qué escucho?, ¿qué veo? y ¿qué suelo conversar o qué me digo? una vez que te das cuenta, obsérvalo, si gustas puedes anotarlo y llevar una bitácora o diario, prueba una semana. Después de una semana, relee el diario, obsérvalo y luego lo evalúas. ¿Lo que acabas de descubrir te permite crear una vida plena?, ¿te permite ser quien verdaderamente eres?, ¿qué acción mínima podría crear algo distinto de lo habitual?

Recuerda que los miedos son maestros porque traen aprendizajes y regalos para tu vida, también.


Carla Giannina Jiménez (coach ontológico y de vida) carlagianina@gmail.com

Acerca de Larana.pe

Propuesta que busca hacer de la comunicación una herramienta para empoderar a la ciudadanía a partir de contenidos atractivos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy importantes

Comienza a escribir y presiona enter para buscar