[Lo Último][6]

Sociedad
Politica
Callao
Mundo
Julia Schabauer
Martín Soto
Carla Giannina Jimenez
Política
Alberto paz de la vega
Fernando Bravo Prado
Javier Ormeño
Deportes
Bryan Castillo
Elvis Añanca B.
Estado de Emergencia
Social
Carmen de la legua
Christian Alania
DE CHALACOS ES
Elecciones 2016
Ernesto Linares
Fujimori
5 de Abril
Acción Popular
Delincuencia
La Punta
Manuel Calongos Curotto
Manuel Encalada
PPK
Ventanilla
Cultura
Dia de la Mujer
Doris Vasquez
Homofobia
Keiko Fujimori
La Perla
ONPE
Ollanta Humala
Opinión
Redacción La Rana
Transporte
coordinadora recuperando el Callao
editorial
#Paraguay #golpe #democracia #unidad #Latinoamerica
9na
Alan García
Alex Kouri
Apra
Barnechea
Chim Pum Callao
Ciudad
Contaminación
Día de la Mujer
Economía
EjerciciosDeMemoria
El gran combo
Emprendimiento
Felix Moreno
Fernando Olivera
Fujimorismo
Félix Moreno
Gobierno Regional del Callao
Guzman
INPE
JNE
Jaicec Espinosa
Julio Guzman
Kuczynski
Lima
Lima Metropolitana
Luigi Castro
Luis Mellet
MINAM
Manuel Neciosup
Martín Morales
Matrimonio Igualitario
Mi Peru
Municipalidad
Museos
Ola morada
Omar Marcos
Orlando Agurto
PNP
Penal
Peru
Ronald Soto
Salud
Sarita Colonia
Sodalicio
Soy mujer y paro la olla.
Sport Boys
Stand up
Tristeza
UARM
Universidad
Victor Albrecht
caudal
democracia
río Rímac
senhami
victor quispe canchari

#SubDesarrolloNo


Escribe:
Julia Schabauer
Arqueóloga y Funcionaria en Municipalidad de La Punta


El subdesarrollo es un término acuñado en la década de los 60 para señalar a los países que comparten una misma problemática referidas a aspectos como la baja renta per cápita, el exceso de población, el bajo nivel de ahorro y formación de capital, la falta de tecnología productiva, deficientes servicios públicos, predominio de actividades extractivas y falta de capacidad empresarial. Cabe en este punto resaltar que no es lo mismo sociedades subdesarrolladas que sociedades no desarrolladas, pues estas últimas son sociedades no capitalistas sin el desarrollo tecnológico occidental pero perfectamente estructuradas y que responden a las necesidades de sus individuos y de su ambiente,

Muchos se preguntarán ¿ y por qué el Perú es aún un país subdesarrollado o en vía de desarrollo teniendo toda una gama de recursos naturales ?La respuesta ciertamente es amplia y para comprender las razones de nuestro subdesarrollo debemos remontarnos a nuestro pasado y darnos cuenta que el problema se inicia como una herencia del colonialismo. La producción de riqueza basada únicamente en la explotación de recursos naturales impidió su desarrollo industrial y limitó la introducción de tecnologías occidentales limitándose por ello la producción de bienes a aquellos relacionados a actividades artesanales, lo cual continuó inclusive luego de nuestra independencia.

Tenemos casi 200 años de vida independiente, ¿ acaso no es suficiente para alcanzar el ansiado desarrollo? Ciertamente no, no constituimos aún verdaderamente una república, menos una nación . Somos un país relativamente nuevo y mucha agua tendrá que pasar bajo el puente antes de considerarnos un país desarrollado y menos si no se toman las políticas necesarias para ello, como por ejemplo el aumento de presupuesto para el sector educación.. No olvidemos tampoco que todos los países desarrollados han atravesado por una condición de subdesarrollo durante su avance hacia el progreso, pero es cierto también que estos países han sabido aprender de sus errores para luego convertirlos en fortalezas.Asimismo, no debemos de perder de vista el problema del estancamiento , particularmente en lo referente a la industrialización.

La globalización hoy en día no es sólo económica, pretende homogeneidad en la forma de pensar. Se imponen parámetros en el estilo de vida, como formas de vestir, comidas , arte, objetivos de vida, etc. Pero en este intento de sumarse al fenómeno de la globalización, los países subdesarrollados muchas veces van perdiendo sus propias identidades para convertirse mayormente en apenas réplicas de sus modelos e inclusive en títeres de los grandes intereses mundiales.

El subdesarrollo se asocia con la pobreza, pero efectivamente, si consideramos nuestros ingentes recursos naturales, no somos para nada un país pobre sino un país mal administrado. Ciertamente el subdesarrollo no es un tema exclusivamente económico, lo es también social y cultural y ésto en el caso peruano diría que es lo predominante. En un país subdesarrollado existen conflictos sociales, movimientos guerrilleros, dictaduras, inestabilidad política, mucha desocupación, alto índice de corrupción, desigualdades económicas abismales entre sus habitantes, falta de investigación científica y tecnológica, alta tasa de mortalidad infantil y gran crecimiento urbano debido al aumento constante de la población.

Sin embargo, a pesar de la problemática enunciada líneas arriba, la verdadera tragedia del subdesarrollo es cómo afecta éste nuestra calidad de vida de manera directa. La falta de capacidad para crear riqueza limita nuestro derecho a la prosperidad y bienestar económico y social. Un amplio sector de la población no puede satisfacer sus necesidades básicas, menos el derecho al descanso y al esparcimiento, derechos que ciertamente identifican a un país desarrollado. No podremos gozar de bienestar mientras que el acceso a bienes y servicios sean privilegios de una minoría.

Lawrence Harrison (1985) dice que el menor desarrollo de un país es producido por su forma de pensar. Harrison adjudica el subdesarrollo a causas internas de una sociedad, por ejemplo, las habilidades de la población para crear, inventar, solucionar, es decir, a su talento. Pero, para desarrollar el talento es necesaria la justicia, buena salud, un sistema educativo bueno y accesible que promueva la investigación y capacidad de resolver problemas, una educación crítica. El desarrollo es un proceso, un conjunto de cambios que dinamizan las estructuras de un sistema agilizando sus potenciales.

Pero no puede haber progreso ni estabilidad si hay desconfianza y las personas viven pensando en cómo solucionar su día a día. Es necesario tener una visión de futuro común. La desconfianza que frena el desarrollo es propia de los gobiernos inestables o poco eficientes. Asimismo, tenemos que ser conscientes que el desarrollo se frena cuando hay una brecha entre la moral y la conducta. Las sociedades que no tienden puentes a los consensos tienen problemas en su progreso. la terquedad en las posiciones personales causa odios y confrontaciones. Consenso y cooperación, en todos los niveles de gobierno, es la clave para el desarrollo . No hay progreso donde no se acepta la crítica como punto de partida de la pluralidad y creatividad. En donde no hay una relación adecuada entre trabajo y bienestar personal, tampoco habrá progreso. Finalmente, no olvidemos que el bienestar general de un país es la suma de todas las realizaciones personales.

Queda claro entonces que la tarea política del siglo XXI es la creación de un nuevo proyecto histórico global, con una visión humanista y solidaria con la ciencia y tecnología al servicio de los pueblos del mundo. Esa es mi esperanza aunque suene utópica.

¿ Por qué quiero que mi país desarrolle ? porque quiero bienestar material para todos, porque quiero un mejor nivel educativo, quiero igualdad de oportunidades, quiero una mejor alimentación para todos, quiero un mejor desarrollo físico y mental y un mayor tiempo de ocio necesario para la salud mental, en fin, son tantos los motivos... por eso dejo este mensaje a los jóvenes que gustan de participar en las protestas, la próxima vez que marchen digan , #subdesarrollono !!

Acerca de Larana.pe

Propuesta que busca hacer de la comunicación una herramienta para empoderar a la ciudadanía a partir de contenidos atractivos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy importantes

Comienza a escribir y presiona enter para buscar